Transformando Vidas: Evento de Prevención del Suicidio en la UTN

316

El jueves 23 de noviembre marcó un hito significativo en la Universidad Tecnológica Nacional – Regional Córdoba, evidenciando el poder de la colaboración y la educación en abordar temas cruciales de salud mental. Bajo el Convenio de Cooperación Académica con Institución Badra, se llevó a cabo una charla esclarecedora sobre la prevención del suicidio, impartida por el Prof. Francisco Rabadán, profesor titular de las capacitaciones de Suicidiología y Negociación en Situaciones de Crisis en Institución Badra. Este evento no solo iluminó el camino hacia la comprensión y el apoyo en la salud mental, sino que también fortaleció los lazos entre estas dos prestigiosas instituciones.

Descripción del Evento
El aula de la UTN – Regional Córdoba se transformó en un espacio de aprendizaje vital el 23 de noviembre. El Prof. Francisco Rabadán, con su vasta experiencia y conocimiento, guio a los participantes a través de los complejos matices de la prevención del suicidio.

El Convenio Marco con Institución Badra
Este evento es un fruto del convenio de cooperación académica entre la UTN – Regional Córdoba e Institución Badra, una alianza que busca fomentar el desarrollo educativo y la capacitación en áreas críticas de la salud y el bienestar. Este convenio no solo representa un compromiso con la educación de calidad, sino también con el bienestar integral de la comunidad universitaria y su entorno.

Importancia de las Charlas de Prevención del Suicidio
Las charlas de prevención del suicidio son fundamentales en nuestra sociedad actual. Estas sesiones educan sobre las señales de advertencia, desmitifican conceptos erróneos y ofrecen estrategias para intervenir eficazmente. El evento destacó cómo el conocimiento y la comprensión pueden ser herramientas poderosas en la prevención del suicidio.

Desmitificación de los Mitos del Suicidio
El suicidio, un tema a menudo envuelto en misterio y malentendidos, es una problemática de salud pública que necesita ser abordada con honestidad y comprensión. Alrededor de este tema existen numerosos mitos que no solo distorsionan la realidad, sino que también pueden impedir la ayuda efectiva a quienes más la necesitan. Desmitificar estos conceptos erróneos es un paso crucial hacia una sociedad más informada y compasiva.

  • Mito 1: Hablar Sobre Suicidio Puede Incitar a la Persona a Cometerlo: Uno de los mitos más comunes y peligrosos es la creencia de que hablar sobre suicidio puede plantar la idea en la mente de alguien. Esta falsedad ha contribuido a un silencio generalizado sobre el tema, lo que, irónicamente, aumenta el riesgo. En realidad, hablar abierta y sensitivamente sobre el suicidio puede ser un salvavidas para una persona en crisis. Brinda la oportunidad de compartir cargas emocionales abrumadoras y sentirse comprendido. Además, abre el camino para buscar ayuda profesional y apoyo.
  • Mito 2: Las Personas que Hablan de Suicidio No lo Intentan en Serio. Otro malentendido común es que las personas que expresan pensamientos o planes suicidas no tienen la intención de llevarlos a cabo, y simplemente buscan atención. Esta percepción no solo es inexacta, sino también peligrosa. Cualquier mención de suicidio debe tomarse en serio. A menudo, estas expresiones son un pedido de ayuda y una oportunidad para la intervención. Ignorar estas señales puede tener consecuencias trágicas.
  • Mito 3: El Suicidio Solo Afecta a Personas con Trastornos Mentales. Si bien los trastornos mentales, como la depresión y la ansiedad, pueden ser factores de riesgo significativos para el suicidio, no todas las personas que se suicidan tienen un trastorno mental diagnosticado. Factores como el estrés agudo, las crisis personales, los traumas, las pérdidas significativas o las enfermedades crónicas también pueden llevar a una persona a considerar el suicidio. Es esencial reconocer que el suicidio es un fenómeno multifacético que puede afectar a cualquier persona, independientemente de su salud mental.
  • Mito 4: El Suicidio Ocurre Sin Advertencia. Contrario a la creencia popular, el suicidio rara vez ocurre sin señales de advertencia. Cambios en el comportamiento, la retirada social, la expresión de sentimientos de desesperanza o falta de propósito, cambios drásticos en el estado de ánimo, y la verbalización de pensamientos suicidas son algunas de las señales que pueden indicar un riesgo de suicidio. Reconocer y responder a estas señales puede ser crucial para prevenir un intento de suicidio.
  • Mito 5: Las Personas que Intentan Suicidarse Están Determinadas a Morir. La ambivalencia es un aspecto común en muchas personas con pensamientos suicidas. A menudo, no desean morir, sino escapar de un dolor o situación que perciben como insoportable. La intervención oportuna puede proporcionar alternativas y apoyo que pueden cambiar la perspectiva de una persona, salvando así vidas.
  • Mito 6: El Suicidio es un Acto Egoísta. Este mito falla en comprender la profundidad de la desesperación y el sufrimiento que experimenta una persona con pensamientos suicidas. En su mente, pueden creer erróneamente que su muerte sería un alivio para sus seres queridos. Etiquetar el suicidio como un acto egoísta solo perpetúa el estigma y la falta de comprensión. La empatía y el esfuerzo por comprender las luchas de la persona son respuestas mucho más constructivas.
  • Mito 7: Mejorar Después de una Crisis Significa que el Riesgo de Suicidio Ha Pasado. A veces, una mejora aparente en el estado de ánimo de una persona en riesgo de suicidio puede ser engañosa. Puede ser un indicador de que han tomado la decisión de suicidarse, lo que les brinda un sentido de alivio o paz. Es crucial mantener el apoyo y la vigilancia incluso después de una mejora en su estado de ánimo.
  • Mito 8: El Suicidio es Siempre Impulsivo. Mientras que algunos intentos de suicidio pueden ser impulsivos, en muchos casos, son el resultado de un proceso prolongado de dolor y desesperación. Puede haber una consideración cuidadosa y hasta una planificación. Comprender la naturaleza a menudo compleja del suicidio es vital para ofrecer el tipo adecuado de apoyo y prevención.

Conclusión
Desmitificar estos conceptos erróneos sobre el suicidio no es solo un paso hacia una mejor comprensión, sino un acto esencial de humanidad. Al enfrentar y corregir estos mitos, podemos crear un entorno más comprensivo y solidario, donde aquellos que luchan con pensamientos y planes suicidas se sientan seguros, para buscar ayuda y expresar sus sentimientos. La educación y la comprensión son herramientas poderosas en la prevención del suicidio, y cada uno de nosotros tiene un papel que desempeñar en la creación de una comunidad más segura y solidaria.

El evento de prevención del suicidio en la UTN – Regional Córdoba, en colaboración con Institución Badra, no fue solo una charla informativa, sino un llamado a la acción. Resaltó la importancia de la educación continua, el apoyo comunitario y el compromiso con la salud mental. Al terminar, los asistentes no solo se llevaron conocimientos, sino también la motivación para ser agentes de cambio en sus comunidades, marcando la diferencia en la lucha contra el suicidio.